Este plan, aprobado en el Decreto 141/2016, de 2 de agosto, tiene como objetivo garantizar el acceso a la vivienda en condiciones asequibles, para evitar la exclusión social de aquellas personas con menos recursos, impidiendo la pérdida de la vivienda por motivos económicos; fomentar el mercado de alquiler de viviendas, fundamentalmente las desocupadas; incentivar la rehabilitacion y promoción de viviendas y por último facilitar el cambio hacia un modelo de ciudad sostenible y accesible.

 

Accede a más información sobre la estructura del plan y sus líneas de actuación